Mi mundo, Mis preferidos

Por qué te quiero

Será tu mirada despistada, de ojos pequeñitos y cansados. O tus andares trastabillantes, impacientes, los que me vuelven loco.
Quizás sean tus manos, torcidas del trabajo, de la lucha.
Fragilidad presunta, desmentida en un instante que aún observo boquiabierto. Trastocada en imposible fortaleza. En columnas de granito que retienen, impasibles, la amargura y la desidia.
Será por eso que te quiero. Por verte levantarte, una tras otra. Por verte cargar sobre tu espalda cada momento triste, cada pena, en el hatillo de miedos e incertidumbres que sujetabas, que aún te pesa.
O será tu ejemplo, omnipresente, de impresionante sacrificio, o tu resignación sonriente, o tu paciente entrega. Tu generosidad. Tu admirable enseñanza. Por ver cómo te aferras, terca y valiente, a la felicidad. Por tu risa.
O quizás te quiero porque sigo sujeto a ti. Cordón fantasma, mágico, que nos ata para siempre. Que me alimenta, que me sigue dando vida.
Por todo.
No sabes, mamá, cuánto te quiero

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 Comments

  1. joderr paco quee bonito,me encanta que no te guardes como creo en ocasiones que no se expresan los sentimientos y luego uno se arrepiente no poder haber dicho a esa persona lo que son me encanta,me encanta eres fantastico tu madre tiene que estar orgullosisima y feliz con esta dedicacion tq.

      1. Paco he leído

        tu texto dedicado a la madre, si el texto es tuyo enhorabuena me parece que es lo mejor que se puede hacer por quien nos dio la vida ¡bravo!

Comments are closed.