Mi mundo, Mis preferidos

El blindaje

Muchacho de huecos ojos, rellenos de negra nada. De dientes huecos y hueca boca cerrada y vacía. Como tus brazos huecos, porque son huecos si no hay abrazos que los llenen.
Tus lágrimas no derramadas terminarán juntándose en nudos en tu garganta y no te dejarán respirar. Las risas que no liberaste serán mueca permanente dolorida. Amorfo gesto de nada.
Tus abrazos no dados se convertirán en coraza informe. En estúpido blindaje que te hundirá en las arenas movedizas que son la vida. Tan pesado que terminará torciéndote el alma, contaminada del hueco humo negro que te oscurece.

De tristeza de un corazón opaco será tu deambular por el mundo.

Será mejor que lo hagas. Que la abras y que broten de tu lengua las palabras que te aprietan en el cuello. Que las llores, si hace falta. Mejor será que le digas que lo sientes,  y a ese otro que le quieres. A aquella, dile que estás triste. A esa, que alegre. Dile que te equivocaste. Déjale claro a tu amigo que lo es, y para siempre. A él,  aprietalo fuerte cuando lo tengas, cuando sientas su clavícula en la tuya y tus manos en su espalda. Júntalas lo más que puedas. Agarra suave su cara con tus manos y dale el beso que pretendes. Pequeños verdes brotes brillantes que te empeñas en pisar.

Desgarra la cortina que te envuelve. Rompe el cascarón que te coarta. Dispara tu sonrisa al grillete que te amarra. Reluce,  muchacho. Brilla. Que no hay más brillo que el que se lustra uno mismo a golpe de tequieros y mealegros y losientos.

Que el resto es solo carcoma que corroe tus tripas.

Si no,  serás duro y pesado por fuera, sí. Pero vacío por dentro.

image

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One Comment

  1. Paco, muy bien dicho y pensado. El calor humano, la comprensión y el aliento, hay que ofrecerlo para sentirse realizado como ente de esta sociedad que nos ha tocado vivir. Ah, los sinsabores de la vida hay que olvidarlos, es mas importante nuestra peregrinación por aquí, que la reciprocidad de muchos. Y a vivir que son dos días y con cervecitas frías mejor. Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.